La espiritualidad es algo natural y humano. Todos tenemos “espiritu”. En occcidente, la asociacion entre religiosidad y espiritualidad ha en algunos casos llevado a un confundimento. La espiritualidad se ha convertido en una idea, un sistema de creencias a veces muy relacionado con el dogmatismo.  Creo sea por esto que cuando la espiritualidad encuentro respuesta muy diferentes. Algunos, al oir la palabra espiritualidad, se cierran en banda. Otros me dicen esperar que yo hable y me refiera solamente a lo ultraterreno, mistico y misterioso.

Hay una espiritualidad que pertenece a nuestra naturaleza, que reside y se expresa en nuestra corporeidad. Una espiritualidad que vive en nosotros, que no puede ser separada de la componente terrenal de nuestra experiencia. Es a esta espirituaidad que estoy haciendo referencia.

Cuando las habilidades mentales llegan a la posibilidad de entenderse, de ser libres con respecto a las propias determinaciones, de ser conscientes y creativos, entonces l mente ha creado el término espíritu para designar esta condición. Un alma libre y consciente, el espíritu, es la esencia específica de un ser humano.

Vito Mancuso

Conocerla, alimentarla, desarrollar la conciencia de ella nos permite crear coherencia, fortaleza y unidad entre lo que sentimos a nivel interno, profundo y lo que manifestamos exteriormente. 

¿como puedo nutrir mi espiritu en la cotidianeidad? 

Observa con amabilidad y ecuanimidad (si dejarte arrastrar por el deseo  o por el rechazo) lo que sientes, conecta con la sensaciones de tu cuerpo y con tu respiracion. 

Escuchate. Permanece en silencio. Cultiva la sencillez. Abrete a la vacuidad que reside en ti.

La sensación de vació es algo generalmente muy temido. Nos abruma, nos echa para atrás.

Sin salirme de los objetivo de este escrito, me gustaría pero que podamos discriminar. Hay diferencia entre la vacuidad y el sentirse vacío.

¿Sabias que el 90% de nuestras células están compuesta por vació? O sea, somos mas vacío que materia.

Ahora bien, el vació que nos abruma no es una sensación relacionada con el cuerpo sino mas bien un estado emocional alimentado por pensamientos que rodean mas bien el ámbito relacional que el existencial.

Sin profundizar mas ahora, menciono esto para que sepamos que hay una diferencia entre los dos sentires.

Si, porque en el vacío relacional (permitirme llamarlo así de momento, seguro que hay definiciones mejores) lo que experimentamos es el dolor de la ausencia.

Mientras en el vacío «existencial» lo que experimento es la plenitud de la presencia.

Lo que os invito a hacer es cultivar esta conexión. ¿como? Quédate en silencio, contemplando la vida. 

Hay personas que me dicen que meditar no es para ellos, que no ne son capaces. Creo que hay algo de confusión, quizás generada por el reciente crecer exponencial de practicas meditativas. algunos confunden la meditación con la relajación y, experimentando el ruido y la distracción de la mente creen no estar «haciéndolo bien», que esto «no va con ello», se sienten incapaces y frustrado, clasifican propio experimento como un fracaso, una «mala» meditación.

No es así. No hay mala ni buena meditación, tal como no se puede decir que hay una forma correcta de mirar hacia el cielo, por ejemplo.

Según el día habrá un cielo nublados, claros, oscuros.. habrá miradas más atentas, miradas orientadas a buscar formas en las nubes, miradas rápidas y mirada mas largas…pero siempre estaremos mirando el cielo, no?

Los seres humanos somos meditadores por naturaleza, lo sabias? Nos encanta mirar el atardecer, las estrellas, un arcoiris, la sonrisas de un niño, el brotar de las flores, la nieve caer, la llamas de una hogera..estos momentos de contemplación, de estupor por la belleza de la vida son meditaciones naturales. Nacemos predispuestos para podernos quedar en el silencio interior de la contemplación.

Para nutrir nuestro espíritu necesitamos de momentos de silencio.

Seas como un niño/una niñas. Esto no significa ser un niño/a y actuar como tal, esa seria una regresión. Lo de que te estoy hablando es una actitud consciente, una forma de relacionarte con los acontecimientos de tu vida que favorece un avance.

Cultiva tu capacidad de asombro, tu dimensión ludica.  

Saborea lo que estas comiendo a la hora de comer. Siente tus pies al caminar, lleva la atencion a lo que estas haciendo, dedica tiempo a la contemplación. Podras asi abrir un dialogo con tu espiritu.

Tambien puede hacer otras placenteras, experiencias que te nutrirán a nivel espiritual. 

Todo lo que esta relacionado con el Arte es un grande recurso para nuestro espiritu.

Selecciona con cuidado lo que ves a través de la pantalla y lo que lees. 

No se trata de leer texto religiosos (No es imprescindible, si no quieres no lo hagas. Aun asi que sepas que hay verdaderas joyas escrita por misticos y religiosos. Pero este no es la unica forma para cultivar nuestra espiritalidad leyendo).

El arte es una forma excelente de nutrir tu espiritu

Hay muchisimos recursos en la red disponibles en estos dias: se pueden visitar virtualmente exposiciones, seguir artistas, leer poesias, ver ballets. 

es muy bueno que te experimentes activamente y sin juicio. Date el permiso para crear, a traves de tu cuerpo y mente.

Nutre tu espirito con poesias, poemas, historias inspiradoras, pelicula motivadoras que hablen de ideales y valores humanos. 

Escucha tu proximo, cultiva la empatia y la compasión.

Vivimos en una condicion historica particular, donde se evidencia con particular fuerza la interconexion entre las personas. Aprovecha de este momento donde la distancia fisica nos hace sentir con mas fuerza la necesidad del calor humano para desarrollar tu disponibilidad hacia el otro. 

Un profesor muy querido de la escuela de Art Therapy solia decir “nadie crece solo”. Estoy de acuerdo, es en la relacion que crecemos, que nos hacemos grande, que ampliamos nuestros horizontes. 

Cultiva tu capacidad de conexion profunda con el otro a traves de la conexion contigo mismo, el reconocimiento de tu vulnerabilidad ontologica, su aceptacion y el amor hacia ella te abrir el paso para abrirte a la otreidad, abrazarlo desde el corazon y aprender que es cuando sostenemos y servimos el otro que sostenemos y servimos nuestro mismo desarrollo.


aqui puedes acceder a una breve entrevista con el maestro zen Rafael Redondo, publicada en estos dias.